otros servicios

Otros-Servicios-Clínica-Pinares

Así lo hacemos...

El contacto con la familia, seres queridos, son ajustados de acuerdo a las indicaciones del médico tratante pero no tenemos horario definido para el acompañamiento de nuestros  pacientes.

Las visitas de familia, amigos y mascotas son definidas por el médico tratante. No restringimos las visitas de forma protocolaria o innecesaria. 

Para Pinares sabemos que las mascotas son parte de las vidas de nuestros pacientes y terapéuticamente son un eslabón fundamental para la recuperación y sostenimiento de la salud de los pacientes en salud mental.
Este texto nos muestra cuáles son sus beneficios.

En lo que respecta a la parte del bienestar mental, las mascotas nos dan cariño; no juzgan, ni nos cuestionan ni se ríen de nosotros. Y tampoco nos discriminan por nuestro aspecto físico o por lo errores que hemos cometido.

A continuación se citan los beneficios concretos para el bienestar mental originados por tener mascota y cuidar de ella:

1. Evitan el sentimiento de soledad
Contar con una mascota en el hogar ayuda a que la persona se sienta más segura de sí misma y más protegida. También puede ayudar a evitar estados como la depresión por sentimiento de soledad, ya que su compañía estimula el contacto físico y la comunicación. Puede que no hablen, o que no nos sigan la conversación, pero uno sabe, con total certeza, que no está solo en casa y que tiene compañía.

2. Alivian la depresión
Las personas deprimidas no sienten el deseo de relacionarse. Cuando una persona mantiene un vínculo con una mascota, tiene un motivo para levantarse de la cama. Quizá no tenga ganas de hacer nada, pero sabe que debe darle de comer y en el caso de los perros, por ejemplo, sacarle a la calle. Es frecuente que la persona deprimida no se desahogue con nadie, pero quizá sí se siente capaz de hablarle a su mascota.

3. Aumentan el sentimiento de felicidad
Los dueños de mascotas, tras compartir un rato de juegos, experimentan un aumento de oxitocina, se estimula la producción de serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye, todas estas hormonas ayudan a disminuir los niveles de estrés y son un buen antídoto contra la depresión.

4. Reducen el estrés
El equipo de la psiquiatra Sandra Baker de la Universidad Commonwealth de Virginia (EEUU) midió las ondas cerebrales de distintos dueños de perros antes y después de pasar un rato con ellos. Estos estudios han revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Por lo que se aconseja acariciar, jugar, pasear e incluso hablar con las mascotas para despejar la mente y sentir bienestar.

5. Aumentan el sentido de la responsabilidad
Nos hacen responsables en su cuidado, y nos enseñan a plantearnos prioridades. Además de ser un compañero de juegos para los niños y niñas, crecer con una mascota es una oportunidad para enseñarles a ser responsables y a respetar a los animales. Los perros, por ejemplo se convierten en unos maestros excelentes, fuente inagotable de estímulos que despiertan los sentidos del niño.

6. Mejoran la vida social
Con frecuencia, salir a pasear a la mascota es la excusa para conocer gente: en los parques se forman corrillos de dueños de perros que coinciden allí, hay desconocidos que se acercan a acariciar a un cachorro o surgen conversaciones sobre anécdotas o el cuidado de sus mascotas.

7. Refuerzan la autoestima
Los dueños de mascotas tienen más probabilidad de tener una mayor autoestima, según concluyeron los científicos de las universidades de Miami y Saint Louis. Se ha observado también que niños y niñas con alguna dificultad de que leen en voz alta delante de su mascota refuerzan su seguridad y confianza en sí mismos, ya que las mascotas no se van a reír de cómo lo hacen o si se equivocan.

Por Dña. María Luz Losada Somoza, miembro de Saluspot y psicoterapeuta en 2T Psicología Pontevedra.

Estudios demuestran que el trastorno obsesivo compulsivo es bastante frecuente y no una rareza como antes se creía. Su aparente escasez se debe a que los pacientes ocultan su enfermedad ya que reconocen lo irracional de sus ideas y comportamientos e incluso se avergüenzan de ellos. En la actualidad son muy importantes los adelantos terapéuticos que ofrecen alivio a una entidad reconocida por su refractariedad (no mejoría) a los tratamientos antes usados.

Trastorno caracterizado por la imposibilidad de recuperarse después de experimentar o presenciar un evento atemorizante.

El trastorno puede durar desde meses hasta años y suele haber episodios que recuerdan el trauma y causan intensas reacciones emocionales y físicas.
Entre los síntomas se encuentran tener pesadillas o recuerdos repentinos, evitar situaciones que recuerden el trauma, reaccionar exageradamente ante los estímulos, y sufrir de ansiedad o depresión.

Las personas pueden sufrir:
– Comportamiento: agitación, irritabilidad, aislamiento social, comportamiento autodestructivo, hipervigilancia o hostilidad
– Psicológicos: escena retrospectiva, ansiedad intensa, desconfianza o miedo
– Estado de ánimo: pérdida de interés o placer en hacer actividades, culpa o soledad
– Sueño: insomnio o pesadillas
– También comunes: desapego emocional o pensamientos no deseados

El tratamiento
– Terapia cognitivo-conductual y Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares
– Medicamentos
– Inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina.

Trastorno agudo del desarrollo que afecta la capacidad de comunicarse y de interaccionar.

El trastorno del espectro autista afecta al sistema nervioso.
La variedad y la gravedad de los síntomas pueden variar mucho. Los síntomas más comunes son la dificultad para comunicarse, la dificultad con las interacciones sociales, los intereses obsesivos y los comportamientos repetitivos.

El diagnóstico temprano y la terapia conductual, educativa y familiar pueden reducir los síntomas y brindar apoyo para el desarrollo y el aprendizaje.
Si bien el tratamiento puede ayudar, esta enfermedad no tiene cura
Crónicas: pueden durar años o toda la vida
Requiere diagnóstico médico
Rara vez se requieren análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes

Requiere diagnóstico médico
Las personas pueden sufrir:
Comportamiento: contacto visual insuficiente, interacción social inadecuada, automutilación, comportamiento compulsivo, impulsividad, movimientos repetitivos o repetición persistente de palabras o acciones
Desarrollo: discapacidad de aprendizaje o retraso del habla en un niño
Cognitivos: intenso interés en un número limitado de cosas o problema para prestar atención
Psicológicos: no consciente de las emociones de los demás o depresión
También comunes: ansiedad, cambio en la voz, sensibilidad al sonido o tic

El tratamiento consiste en terapia
El diagnóstico temprano y la terapia conductual, educativa y familiar pueden reducir los síntomas y brindar apoyo para el desarrollo y el aprendizaje.
Tratamiento
Manejo de la ira, Terapia familiar, Análisis conductual aplicado, Terapia de comportamiento, Procesamiento sensorial, Zooterapia y Terapia de lenguaje en línea
Medicamentos
Antipsicótico

Descripción general
Perder a un ser querido es una de las experiencias más angustiosas y, desafortunadamente, frecuentes que enfrentan las personas. La mayoría de las personas que padecen una aflicción y un duelo normal atraviesan un período de dolor, aturdimiento, e incluso culpa e ira. Gradualmente estos sentimientos se alivian, y es posible aceptar la pérdida y seguir adelante.

Para algunas personas, los sentimientos de pérdida son debilitantes y no mejoran, incluso con el paso del tiempo. Esto se conoce como duelo complicado, a veces llamado «trastorno por duelo complejo persistente». En duelos complicados, las emociones dolorosas duran tanto y son tan intensas que te resulta difícil recuperarte de la pérdida y continuar con tu propia vida.

Cada persona tiene su propia forma de afrontar la experiencia del duelo. El orden y la duración de estas etapas pueden variar según la persona:
-Aceptar la realidad de tu pérdida
-Permitirte sentir el dolor de tu pérdida
-Adaptarte a una nueva realidad en la cual la persona fallecida ya no está presente
-Tener otras relaciones

Estas diferencias son normales. Sin embargo, si no logras superar estas etapas en más de un año después de la muerte de un ser querido, puedes atravesar un duelo complicado. En tal caso, busca un tratamiento. Este puede ayudarte a asumir tu pérdida y a recuperar un sentido de paz y aceptación

Síntomas

Durante los primeros meses después de una pérdida, muchos signos y síntomas del duelo normal son los mismos que los del duelo complicado. Sin embargo, mientras que los síntomas del duelo normal comienzan a desaparecer gradualmente, aquellos síntomas del duelo complicado persisten o empeoran. El duelo complicado es como estar en un estado de aflicción constante e intensificado que no te permite recuperarte.

Los signos y síntomas del duelo complicado pueden ser los siguientes:
– Tristeza profunda, dolor y pensamientos constantes acerca de la pérdida del ser querido
– Falta de concentración en cuestiones que no sean la muerte del ser querido
– Atención extrema a los recuerdos del ser amado o la anulación excesiva de los recuerdos
– Deseo o añoranza intensos y persistentes por el difunto
– Problemas para aceptar la muerte
– Entumecimiento o distanciamiento
Resentimiento por la pérdida
– Sentimiento de que la vida no tiene sentido ni propósito
– Falta de confianza en otros
– Incapacidad para disfrutar la vida o para recordar las experiencias positivas vividas junto con tu ser querido

También se puede diagnosticar duelo complicado si continúas presentando lo que se indica a continuación:
– Tienes problemas para llevar a cabo las actividades cotidianas
– Te aíslas de los demás y te apartas de las actividades sociales
– Tienes depresión, tristeza profunda, sentimientos de culpa o autorreproches
– Crees que hiciste algo mal o que podrías haber evitado la muerte
– Sientes que no vale la pena vivir sin la persona querida
– Deseas haber muerto junto con tu ser querido

Complicaciones
El duelo complicado puede afectarte física, mental y socialmente. Sin el tratamiento adecuado, las complicaciones pueden comprender:
– Depresión
– Pensamientos y conductas suicidas
– Ansiedad, comprende el trastorno de estrés postraumático
– Alteraciones significativas del sueño
– Mayor riesgo de contraer enfermedades físicas como enfermedades cardíacas, cáncer o presión arterial alta
– Dificultad para sobrellevar tareas cotidianas, mantener relaciones y realizar actividades laborales en el largo plazo
– Consumo de alcohol y nicotina o abuso de sustancias

Durante el proceso de hospitalización, la familia podrá ser parte del proceso curativo  de nuestro huésped, mediante  el contacto directo y constante con nuestro psiquíatra, psicólogo y todo el equipo terapéutico. 

Durante la hospitalización nuestra terapeuta acompañara a las familias en el proceso de hospitalización, estabilización y  reincorporación a la vida cotidiana.

Nuestra cocina es atendida por un personal altamente calificado que ofrecerá un menú a la carta, con recetas e ingredientes  cuidadosamente seleccionados, para satisfacer las preferencias de nuestros huéspedes y sus necesidades particulares, según la dieta ordenada por nuestros médicos o especialistas.

 

La razón por lo cual es tan relevante nuestra alimentación  es porque el cerebro humano tiene una exigencia energética muy alta, con  requerimientos nutricionales muy especializados, lógicamente esto implica que un buen estado nutricional es muy importante para la salud mental, si la calidad nutritiva de los alimentos que ingerimos es pésima podrá contribuir al desarrollo de alguna patología como puede ser la depresión.

 

Para que nuestro cerebro realice sus funciones con precisión debemos proporcionar al organismo alimentos que ayuden a la formación y mantenimiento de los neurotransmisores, para que las neuronas se mantengan sanas, protegidas y en equilibrio.

Su síntoma básico es el ataque de angustia severo,
espontáneo y de comienzo brusco, generalmente de breve duración y con carácter episódico. Los síntomas de la crisis de pánico son manifestaciones físicas que comprometen varios órganos o sistemas, acompañados de sensación de miedo o terror y que frecuentemente los pacientes interpretan en ese momento como muerte inminente o temor a perder la razón.

Es una condición común, crónica y debilitante que origina invalidez social u laboral y con frecuencia puede conducir a adicciones como drogadicción y alcoholismo. A menudo no es reconocida y por ende no diagnosticada ya que muchas veces es considerada como una parte constitutiva de la personalidad de algunos individuos siendo imposible para muchos diferenciar entre la timidez o padecer fobia social. La población en general tiene la creencia de que no existen tratamientos médicos adecuados para este tipo de trastorno lo cual no es cierto y afortunadamente su tratamiento es exitoso tanto con medicamentos como con terapias.

La población en general tiene la creencia de que no existen tratamientos médicos adecuado para este tipo de trastorno lo cual no es cierto y afortunadamente su tratamiento es exitoso tanto con medicamentos como con terapias.

Fobias específicas: Son la enfermedad más común en el grupo de trastornos de ansiedad. Tradicionalmente se han definido las fobias con relación al objeto que provoca la ansiedad y la evitación. Con la excepción del miedo a volar, es frecuente que los pacientes acudan al médico, ya que los pacientes reconocen lo irracional de sus temores; y además, estos trastornos generalmente producen poca incapacidad.

La adicción patológica a los juegos de azar, también llamada ludopatía, es el deseo irrefrenable de seguir apostando a pesar de los estragos que esto causa en tu vida. Apostar significa que estás dispuesto a arriesgar algo que valoras con la esperanza de recibir algo que tiene un valor aún mayor.
Las apuestas pueden estimular los sistemas cerebrales de recompensa al igual que las drogas o el alcohol, y causar adicción. Si tienes un problema de ludopatía, puedes hacer apuestas continuamente, ocultar tu comportamiento, consumir los ahorros, acumular deudas o, incluso, recurrir al robo o al fraude para sostener tu adicción.
La ludopatía es un trastorno grave que puede destruir vidas. Aunque el tratamiento de la ludopatía puede ser complejo, muchas personas que luchan contra este trastorno han encontrado ayuda a través del tratamiento profesional.
Los signos y síntomas de ludopatía incluyen los siguientes:

Estar preocupado por las apuestas, por ejemplo, planificar continuamente cómo ganar más dinero con las apuestas
Sentir necesidad de apostar sumas de dinero cada vez más altas para lograr la misma emoción
Intentar controlar, reducir o detener las apuestas, sin éxito
Sentirte inquieto o irritable al intentar reducir las apuestas
Apostar para escapar de los problemas o aliviar los sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión
Intentar recuperar el dinero perdido con más apuestas (recuperación de las pérdidas)
Mentirles a los miembros de la familia o a otras personas para ocultar la magnitud de las apuestas
Poner en peligro o perder relaciones importantes, un trabajo u oportunidades académicas o laborales debido a las apuestas
Recurrir al robo o al fraude para recuperar el dinero de las apuestas
Pedirles a otras personas que se hagan cargo de tus problemas económicos porque apostaste tu dinero
A diferencia de la mayoría de los apostadores ocasionales que se detienen cuando pierden o que establecen un límite para perder, las personas con ludopatía no pueden evitar seguir jugando para recuperar su dinero, un patrón que se vuelve cada vez más destructivo con el tiempo.

Complicaciones
La ludopatía (adicción al juego) puede tener consecuencias profundas y duraderas en tu vida, por ejemplo:

Problemas en las relaciones
Problemas económicos, como la bancarrota
Problemas legales o encarcelamiento
Mal desempeño laboral o pérdida del empleo
Mal estado de salud general
Suicidio, intentos de suicidio o pensamientos suicidas

El tratamiento de la ludopatía puede incluir un programa ambulatorio, un programa de pacientes hospitalizados o uno de tratamiento residencial, en función de tus necesidades y recursos. El tratamiento para el abuso de sustancias, la depresión, la ansiedad o cualquier otro trastorno mental puede ser parte de tu plan de tratamiento para la ludopatía.


Pinares Mind & Health

Somos un equipo integral y multidisciplinario que brinda una experiencia fuera de lo común en tratamientos de salud mental.

Los ayudamos a reintegrarse exitosamente a su vida y a construir la vida que quieren vivir.

Proceso

Evaluación

Se comienza con una valoración inicial por parte de nuestro equipo terapéutico para que una vez sea valorado el paciente, se comience la estrategia desde su individualidad.

Terapia

A través de las diferentes terapias ocupacionales combinadas con psicoterapia y el acompañamiento de su familia, le permitirá al paciente vivir un proceso centrado en ofrecer una recuperación o estabilización con la comodidad de unas amplias instalación y un equipo terapéutico de amplia experiencia

Medicamentos

Contamos con el servicio farmacéutico donde el paciente estará bajo la supervisión de nuestra química farmacéutica y regentes que tendrán presentes no solo los medicamentos para las patologías psiquiátricas sino también para sus patología de base.

Tratamiento hospitalario o manejo ambulatorio

No todos nuestros tratamientos son hospitalarios, también brindamos un apoyo desde consulta externa, donde se puede iniciar con un proceso ambulatorio y ver posteriormente la necesidad o no de un proceso hospitalario.

Nuestros Tratamientos